Cuando las marcas llegan en el momento oportuno

Siempre he creído que quienes trabajamos en Marketing, solemos ver las dos caras de cada mensaje que lanza una marca.

Por un lado, está el interés genuino de las compañías en ayudar, en relacionarse con la comunidad y de convertir los espacios que los rodean en pequeñas extensiones de los valores que profesan.

En la otra cara, se asoma el interés de construir una imagen de marca más sólida y, con algo de suerte, ganar un cliente de por vida.

Ojo, lo anterior no tiene absolutamente nada de malo. Todas las marcas, sin excepción, son un negocio y  si puede mejorar sus números y al mismo tiempo hacer algo por el prójimo, pues maravilloso.

Los medios digitales nos permiten interactuar con el público en tiempo real. Incluso algunas acciones pueden generar un impacto masivo sin precedentes. Si podemos planear, diseñar y dar vida a una estrategia para un target específico, ¿No sería genial lograr que nuestro mensaje llegara a un público que ya está cautivo?

¿Qué necesitamos?

Un evento: Algo que cautive a las personas, una noticia que esté en boca de todos, en el cual solo tengamos que colocar con delicadeza nuestro mensaje para que navegue por cuenta propia.

Planificación: No todas las ideas son buenas ideas. Lanzar un mensaje al ojo del huracán puede ser  arriesgado sino está bien pensado o si las condiciones del evento no son favorables para ello. Siempre es mejor actuar con el corazón, sin dejar de usar la cabeza.

Impacto: Una vez que el mensaje está arriba, debemos estar preparados como marca para responder y respaldar nuestras palabras. A veces tomar una posición, aunque pueda parecer impopular, nos puede colocar a la vanguardia de nuestra competencia.

Es por esa razón que quiero discutir un caso que llegó a nosotros vía Twitter, sobre un usuario que se había burlado de una pareja por comprometerse en un KFC en Sudáfrica.

Las redes sociales no tardaron en actuar y varias marcas importantes se lanzaron a participar. Puede parecer costoso, pero solamente a nivel publicitario se ahorraron varios millones de dólares en publicidad. Ni pensar en el impacto que tuvo en sus ventas.

KFC 01
KFC 02
KFC 03
KFC 04

No se trata de targetear un público en este caso, sino de formar parte de un Tsunami de información que alcanza cada rincón del globo.

Aprovechar el momento adecuado para una marca puede significar TODO. Hay un ejemplo perfecto que tuvo lugar hace unos años. En Santiago de Chile un auto cayó desde un puente y un joven ciclista se acercó a filmar el evento con su cámara, con la mala suerte que se precipitó detrás del vehículo haciéndose daño y destruyendo su medio de transporte.

Por supuesto, los memes no se hicieron esperar, salvo un pequeño taller que se ofreció a repararle su bici gratis. Ese pequeño gesto le generó un impacto impresionante y el fanpage del taller recibió miles de visitas en un día. Sin mucho esfuerzo, tal vez sin mucho conocimiento de marca. Sólo una pequeña acción, en el momento justo para crear un momento duradero.

Captura

Cada marca decide surfear la ola, o verla pasar desde la orilla.

En Oh My Like Comunicaciones Digitales, queremos ofrecerle a tu marca el manejo de redes sociales que estás buscando, a través de la creación de estrategias y contenidos que sean atractivos para tus posibles clientes. ¿Quieres saber más? Te esperamos en ohmy-like.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s